domingo, 17 de octubre de 2010

Agua clara.





Agua que cantado bajas por la ladera del rio,

orgullosa y tempranera como gotas de rocío.

Por tu cascada armoniosa arrasas todo a tu paso,

haces crecer los almendros, hasta las flores y el pasto.

Yo sentadita a la orilla, me acariaste los pies,

reflejándose en tus aguas mi rostro al amanecer.

Agua que la vida das, del cielo te ha de caer,

esa lluvia tan divina que tu cauce hace crecer.



Autora :Josephine Ruiz.
Derechos registrados.

Barcelona 29-9-2010

2 comentarios:

OZNA-OZNA dijo...

precioso poema y además acompañada de una imagen preciosa, felicidades por tu gran y sensible alma de poeta, un besin de esta asturiana

Mª del Carmen G. Segalés dijo...

Te ha quedado muy bonito Pepi, precioso poema.
Un beso